Un matrimonio de éxito

El maridaje consiste en una sesión de contraste y mezcla, un casamiento metafórico que permite a todos aquellos presentes realizar una degustación de diferentes productos, mediante el realce que se origina tras percibir la interacción de varios sabores y esencias.
Fiagrop 2017 ha ofrecido su espacio para algunas de estas sesiones, que han permitido,   además de dar a conocer una buena parte de los productos pertenecientes a diferentes empresas nacionales, expandir el paladar de los asistentes a través de la cata de algunas de los mejores creaciones cubanas presentes en la feria.
La tarde del martes estuvo matizada por el «amoroso choque» entre dos «fuerzas» de alto calibre, dos complementos inseparables de la cultura de la Isla: el ron añejo y los habanos. Cada una de ellas estuvo representada por excelentes ejemplares, producidos respectivamente por Tecnoazúcar y Tabacuba, pues por un lado estuvieron dos de los rones Santero (11 y 15 años), mientras por el otro se presento la vitola de la marca Bolívar.
Lo mejor y más completo del panorama productivo agropecuario cubano se entrelaza y se combina en la XX Edición de Fiagrop, para demostrar así, que si bien la calidad y excelencia no deja lugar a dudas, si estas se combinan surge una verdadera joya.

_kma0050

_kma0053

_kma0059

_kma0069

_kma0071

_kma0073

_kma0087

_kma0090

_kma0106

_kma0111

_kma0132

_kma0137

_kma0159

_kma0186

Be Sociable, Share!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*