Juegos de arena

Al dominio inmenso de lo azul, se unen en el mar los juegos de arena. La ola espumosa, que cabalga tranquila o violenta hacia la orilla, les recuerda a los pequeños lo efímeros que son los castillos. Pero ellos se empeñan en levantarlos, incluso enterrándose a veces como parte de la propia edificación.

La playa es siempre fiesta. Y si estos meses llegan como un oleaje torrencial para avisarnos que la temporada de vacaciones se agota, siempre queda en los bolsillos un poquito de arena, como advirtiendo que pronto será, otra vez, verano.

Be Sociable, Share!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*