P.M. M.

Cuando el estrés se adueña de nuestras almas y estamos a punto de que nos sacuda eso que llaman un ataque de nervios, nada hoy como tirar un cable a tierra y buscar el sosiego que nos falta en los detalles cotidianos a nuestro alrededor.

Entonces, con un poco de paciencia y el espíritu presto a ser sorprendido, nos sentamos a ver una de las mayores maravillas que nos da la naturaleza, esos grandes atardeceres capaces de enmudecer.

Así podemos relajarnos, y regresar a la rutina cotidiana con las pilas cargadas, el alma nueva y llenas las esperanzas en que un mundo mejor es posible.

Be Sociable, Share!


3 respuestas a “P.M. M.”

  1. Tenía muchas ganas de enviar una pequeña palabra para decir gracias por los puntos fantástico que está escribiendo en camarero.bloguea.cu. Mi tiempo de búsqueda de Internet tiene al final ha honrado con ideas muy buenas para el intercambio con mis amigos. que existe en una comunidad con personas notables encantadora tantos puntos útiles. Me siento muy afortunado de haber utilizado su página web y esperamos que los momentos más divertidos que muchas de leer aquí. Muchas gracias de nuevo por un montón de cosas.

  2. avatar Liliam Teruel Pérez dice:

    Mi amigo gracias por dedicarte a poner tan hermosos paisajes que a las personas como yo le llenan el alma, muchas las conozco ya sabes de dondé? 1 beso

  3. avatar Yamile Aliaga dice:

    Las que más me gustaron fueron las del mar. No sé porqué el mar me atrae tanto…tal vez la soledad que isnpira, mi azul preferido, la olas que enmudecen. !Qué hermosas fotos! Te felicito, no solo por ellas, sino también por haber estado en el mismo tiempo y espacio en que ocurrían estas hermosas vistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*