Crónica de un viaje fabuloso

Todo se enlaza. Ayer porque mañana. Hoy porque siempre. Y en apenas unos momentos ha comenzado, a caballo, a pie y en guagua un recorrido de tres días. No hay tiempo y tiene que haberlo.

Del otrora ingenio de Carlos Manuel hasta la casa natal de Celia en Media Luna. Antes, al parque, a la roca escalonada como base de montaña en la que una muchacha de piedra, agua, musgos, tan suave… con los ojos cerrados, piensan con la ropa húmeda, llora, con los pies descalzos, vuela.

Rápido… Otra vez al camino. el cantor Carlos Puebla; y más de 200 soldados de los que no tienen un nombre grande, pero sostuvieron con sus hombros a todos los colosos.

Casi no quedan segundos. En instantánea una vuelta por Manzanillo… por la hospitalidad y el sacrificio de los granmenses; se enlaza y reconstruye la historia personal, la pequeña e inmensa. Mañana, los expedicionarios subimos hasta la cima del  Turquino.

Be Sociable, Share!


Una respuesta a “Crónica de un viaje fabuloso”

  1. avatar Zita dice:

    Todas me gustan, pero mi preferida es la del Teatro de las nubes, es preciosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*